Cirugía Laparoscópica Ginecológica Avanzada

Cirugía Laparoscópica Ginecológica Avanzada

Histerectomía

La histerectomía total por laparoscopia consiste en la extirpación del útero a través de pequeños cortes o incisiones en el abdomen, por donde se introducen una cámara y demás instrumentos para realizar la cirugía. Las pacientes que tienen una histerectomía por laparoscopia se recuperan más rápidamente, presentan menos dolor postoperatorio y menos riesgo de infección que las mujeres que requiere una incisión mucho más amplia como en la histerectomía abdominal.

Tratamiento quirúrgico de la endometriosis

La endometriosis es un trastorno en el cual el tejido que forma el revestimiento interno del útero (endometrio) crece fuera de este.

Su manejo quirúrgico está indicado en las pacientes que no han mejorado con manejo médico, presencia de quistes de endometriosis (endometrioma), y/o infertilidad.

Recanalización tubárica

Es un procedimiento que busca recuperar la fertilidad en pacientes con antecedente de tubectomía o ligadura de trompas uterinas. Consiste en unir los segmentos bloqueados de las trompas de Falopio, lo que permitirá que los óvulos vuelvan a circular por las trompas y los espermatozoides puedan subir a través estas para alcanzar al óvulo.

Para decidir realizar este procedimiento se debe tener en cuenta la edad de la paciente, tipo de ligadura de trompas previa, tiempo desde la cirugía, otros factores que puedan afectar la fertilidad.

Miomectomía por laparoscopia

Procedimiento quirúrgico para la extirpación de los miomas uterinos, también llamados fibromas o leiomiomas. La miomectomía laparoscópica requiere cirujanos expertos, con experiencia en la técnica y sutura endoscópica.

La miomectomía laparoscópica ofrece ventajas sobre la miomectomía convencional (por laparotomía), como menor tiempo de recuperación postoperatoria, disminución del dolor postoperatorio y menor estancia hospitalaria.

Ligadura de trompas uterinas

La ligadura de trompas de Falopio por vía laparoscópica se realiza mediante una pequeña incisión en el ombligo y otra de 5 mm, al lado izquierdo de la pelvis, se realiza una coagulación de la trompa para que esta quede “sellada” y así se evita que el óvulo pase a través de las trompas de Falopio y bloquea el recorrido de los espermatozoides hacia arriba de las trompas de Falopio hasta el óvulo.

La ligadura de trompas se puede realizar en combinación con otra cirugía abdominal, como una cesárea.

Se considera un método de planificación definitivo.

Resección de quistes o tumores de ovario

La cistectomía de ovario por laparoscopia usualmente es un procedimiento ambulatorio (no requiere hospitalización) con una recuperación más rápida pudiendo retomar sus actividades en 1 a 2 semanas luego de la cirugía.

Previo a la cirugía se realiza un estudio por imagen y en caso necesario se solicitan exámenes de sangre adicionales para estimar el grado de benignidad o riesgo de malignidad de la lesión. En casos donde la lesión sea de características benignas en los estudios previos, el manejo quirúrgico por laparoscopia estará indicado cuando:

  • Hay un quiste persistente en el ovario que no desaparece pasadas varias semanas.
  • Hay quistes con crecimiento progresivo o demasiado grandes. 
  • Cuando los quistes se asocian a dolor moderado a severo.

¡Contáctenos!